¿Cómo afectan a mi empresa los nuevos reglamentos de igualdad?

Home / laboral / ¿Cómo afectan a mi empresa los nuevos reglamentos de igualdad?

balance-2108024_640
Van acercándose los plazos dados por el Gobierno para que las empresas empiecen a aplicar los nuevos decretos que quieren garantizar la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral.

En el Decreto Ley aprobado en marzo de 2019, el que ampliaba el permiso de paternidad, se hablaba de medidas para mejorar la igualdad en las empresas, dos medidas que ahora han quedado desarrolladas con los decretos 901/2020 que regula la igualdad en las empresas y el 902/2020 que fija cómo hay que vigilar que se cumplan la igualdad retributiva entre hombres y mujeres.

El Decreto 901/2020: el de igualdad

Uno de los decretos es el denominado 901/2020 que regula los planes de igualdad y registro y que entró en vigor el 14 de enero.

Ese plan de igualdad obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a hacer un protocolo de prevención de acoso sexual y piden que se forme a la plantilla para identificar situaciones de acoso.

Para hacer el plan de igualdad se realizará, de forma previa, un análisis de la situación de la empresa en la que se analizará, con diversos indicadores, las posibles desigualdades.

Plazos para implantarlo

El calendario para que las empresas públicas y privadas adopten un Plan de igualdad depende del número de empleados.  Si las empresas tienen más de 100 trabajadores deberán tenerlo listo el 8 de marzo de 2021, si tienen entre 50 y 100 trabajadores tienen de plazo hasta marzo de 2022 para ponerlo en marcha. En las empresas de menos de 50 trabajadores será voluntario.

Una vez que las empresas lleguen al plazo para tener ese plan de igualdad tendrán tres meses para negociarlo y un año para hacerlo y registrarlo.

El Decreto 902/2020: el del mismo sueldo

El segundo decreto es el 902/2020 que establece la igualdad retributiva entre hombres y mujeres y la transparencia en los sueldos. Esta norma entra en vigor el 14 de abril de este año.

En el caso de del decreto 902 se obliga a las empresas a realizar dos procesos: una auditoria salarial, que analizará la situación en la que se encuentra la empresa, y el plan de actuación que hay que llevar a cabo; y un registro retributivo. En él aparecerán los salarios medios, los complementos salariales o los extrasalariales comparando categorías, puestos de trabajo y sexos. El objetivo final de este decreto es acabar con la brecha salarial, y que hombres y mujeres tengan el mismo sueldo si el puesto de trabajo y la formación es la misma. Ese debe incluir también a directivos y altos cargos.

Que haya un registro retributivo no significa que se conozca el sueldo de cada empleado con nombre y apellidos, lo que se conocerá es el sueldo de cada categoría profesional por sexos y los posibles complementos.

Si la diferencia de sueldos es superior al 25% el empresario deberá justificar a qué se debe esa diferencia para que quede patente que no tiene que ver con el sexo de la persona trabajadora.

balance-2108024_640Si no cumplen la normativa se pondrán sanciones que llegarán hasta los 6.250 euros, además se penalizará a las empresas que no lo tengan a la hora de presentarse a concursos públicos.

 

 

Related Posts

Leave a Comment